Al acostarse las palomas, en un relato épico de acontecimientos que destacan la gestión del señor Danilo Medina Sánchez, alias Nano, se corre el riesgo de incurrir en apologías infundadas o en rechazos medalaganarios.

Como decía el maestro por excelencia, Sócrates de Alopece, quien prefirió beber cicuta antes que claudicar con sus reflexiones y convicciones en contra de la creencia en los dioses ancestrales, los elefantes también piensan que no están para enseñar a nadie, sino, para provocar que quien lea sus crónicas o las escuche, piense.

Sócrates no puso a pensar a la juventud ateniense con la finalidad de corromperla como reza la decisión de llevarlo al cadalso, usó el método mayéutico para que cada quien pensara y decidiera si continuar o no siguiendo ciegamente en un ambiente de creencias basadas en la existencia de personajes mitológicos que dominaban al pueblo con ideas surgidas de la clase dominante para mantenerse en en el poder. Cuatrocientos años más tarde, el señor Jesús de Nazareth, distinguido maestro que logró vencer a base de sus enseñanzas al gran Imperio Romano, utilizá el mismo método para orientar a sus alumnos.

Lo que acabamos de ver en la prensa del 23 de abril de 2020 acerca del aprovechamiento de la Coyuntura Covidiana (CC20) para inaugurar un búnker en el Ministerio de Defensa, a unos metros de la Junta Central Electoral y la Plaza de la Bandera, para el manejo centralizado de Comunicaciones, Coordinación, Comando, Control, Cómputo e Inteligencia (C5i) no lo podemos calificar de otra manera que no sea como el anclaje de un mini pentágono en un lugar inapropiado.

Esto no se trata de una improvisación, es algo que estaba planeado y quizás se venía utilizando desde hace mucho tiempo, como existe en otros países, pero no en manos de un Ministerio de Defensa.

Pensando en que esta es una excelente opción para tener control de la situación de emergencia, tambien es justo reflexionar en que es un peligroso juguete que luego podrá estar en manos de civiles que no sean tentados por el demonio del dominio.

Si por ahora, esa abor no se puede confiar en el Ministerio de Interior y Policía, lo mejor sería reforzarlo o que el Ministro de Defensa sea una persona con gran preparación académica, pero sin rangos militares. En otras palabras, un civil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s