¡Muy contundente!

Ciertos auditores siguen la metodología clásica de evitar riesgos al hacer “certificaciones” como las que aparecen en esta declaración y con eso cuidan su imagen para que los detractores no tengan “tela por donde cortar”.

Un informe oficial, cuyo contenido ampliado esté basado en lo que aquí se expresa es una demostración de firmeza sin precedentes.

El tiempo tiene la última palabra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s